Es una guarrería pero alivia a la caballería

Aliviandose en una piscina.
Aliviandose en una piscina.

Frase que algunas personas dicen para disculpar la acción o con ironía cuando ellas mismas o alguién cerca de ellas se tira un pedo. Ejemplos: "¡Hala, qué guarro!" // "Perdona, ya se que es una guarrería, pero alivia a la caballería."