Acerca de...

Qué es coloquialmente.com

Coloquialmente.com es es un glosario de español coloquial de la España actual. Cada palabra o expresión está explicada brevemente y viene acompañada de los ejemplos necesarios para su entendimiento. Cuando hace falta, se indica el contexto social o cultural que las rodea.

ADVERTENCIA: coloquialmente.com contiene material no recomendado para menores de edad que tengan menos de trece años.

Qué no es coloquialmente.com y para que no sirve

  1. No es un sitio para menores de edad

    Especialmente no está indicado para aquellos por debajo de trece años. El lenguaje y las actuaciones que se describen no son apropiados para esos menores. Se recomienda que, si alguno de ellos necesita consultar este sitio, lo haga acompañado de un adulto responsable que sea quien controle su acceso a esta información.

  2. No es una fuente oficial ni pretende ser un pilar del conocimiento

    Lo que aquí se dice y se describe puede ser completamente erróneo, equivocado o, cuando menos cuestionable. Quien use su contenido lo hace por su cuenta y riesgo y es el único responsable de ese uso. El autor o autores de este sitio web no se hacen responsables de la exactitud o fiabilidad del contenido, aunque procuran con su mejor fe que este sea lo más preciso que sus limitaciones les permiten.

  3. No apoya o sanciona lo descrito

    Dentro de las limitaciones arriba descritas, coloquialmente.com sólo es un notario. Ni apoya ni condena la ideología que refleja una frase o expresión. Sólo la describe y da cuenta de su existencia. En la medida de lo posible se indica su tono o carga ideológica, para que el lector sea consciente de ella.

  4. No camufla lo repugnante ni esconde lo feo

    Si una expresión es machista, repugnante, racista, chocante, o blasfema... es como es. Su presencia en este glosario no representa ningún apoyo a su uso o existencia. Pero la censura del racismo, machismo o la violencia verbal contra minorías sexuales no nuestro objetivo. En este espejo se pueden ver muchos males de la sociedad española moderna. Quien quiera erradicarlos cuenta con nuestro más ferviente apoyo. Cuando lo consiga, marcaremos los términos desaparecidos con la etiqueta “anticuado”. El lenguaje coloquial refleja una sociedad, sus miedos, sus temores, sus defectos, su sentido del humor... Todo.

  5. No es un almacén de ilegalidades

    Nada de lo que aquí aparezca, se sugiera o se enlace promueve actividad ilegal alguna. Las referencias a las drogas, al sexo a cambio de dinero, al robo y similares son sólo eso: Referencias lingüísticas. Cualquier envío que promueva alguna actividad ilegal (especialmente lo que se entiende por ilegal en el territorio de España), está absolutamente prohibida y se eliminará en cuanto tengamos conciencia de su existencia.

  6. No es un almacén de expresiones raras o minoritarias

    Éste no es un sitio a la moda para apuntar la última expresión entre una minoría y sorprender a los amigos. Quien esto escribe, ha oido al menos una vez lo que aquí aparece (de hecho, lo usa frecuentemente). Para estar en este glosario debe haber constancia de que su uso es (o ha sido) razonablemente común.

  7. No tiene compromiso de ningún tipo hacia sus usuarios

    Lo que aquí se publica aparece por la simple voluntad y esfuerzo de quien lo hace. Ese esfuerzo puede desaparecer o cambiar en cualquier momento y no existe compromiso alguno de mantenerlo.

  8. No es una propiedad pública ni carece de autoría

    No podemos impedir la apropiación de contenidos. Lo sabemos, pero eso no impide decir que el contenido de este sitio no es propiedad pública libre: Puedes usarlo, puedes reproducirlo para aprender, puedes mandárselo a un amigo para que lo vea... Pero no puedes coger el contenido y copiarlo en un sitio web, reproducirlo tal cual en un libro... No puedes apropiártelo, vaya.

    Esto es especialmente aplicable en lo referente a los documentos sonoros que acompañan las descripciones y ejemplos para mostrar cómo se pronuncian las palabras y frases. Su difusión pública (comercial o no) en cualquier otro sitio web o soporte digital queda expresa y totalmente prohibida. Sin embargo, los usuarios individuales que deseen guardarlos para su estudio pueden hacerlo libre y totalmente. Del mismo modo pueden intercambiarlo de forma privada con quien quieran.

¿Y quién es el responsable de todo esto?

El único responsable es quien escribe estas líneas: Gustavo Sánchez Muñoz, licenciado en filología árabe, maquetador y diseñador gráfico en una revista de tirada nacional española que tiene además otros dos sitios web: gusgsm.com (un sitio con apuntes y anotaciones sobre técnicas de diseño gráfico impreso) y glosariografico.com (un glosario sobre artes gráficas).

 

Fuentes

 

Las fuentes académicas de este glosario se resumen en dos:

  1. Una juventud desperdiciada.

  2. Haber nacido en Melilla, vivido en Burgos y Madrid, algunas relaciones con Mañolandia, y largos veranos en Algeciras, el Campo de Gibraltar y las cercanías de Motril…

No hay más.

Gustavo Sánchez, 2017.

PS. Existe el proyecto medio aplicado de que se puede escuchar los pronunciación de los términos en la voz de un hablante nativo. Es un trabajo en progreso, como todo el glosario, de hecho :)