Para mear y no echar gota

Frase esterotipada que se dice en situaciones de incredulidad o sorpresa no agradables (mear sin que salga pis es una situación dolorosa y molesta debida a algunas enfermedades). Ejemplos: "¿Que aun no teneis el material que encargue hace tres semanas? ¡Bueno, esto es para mear y no echar gota! ¿Cuándo cojones pensais tenerlo?"