Írsele la olla

Perder el control o la paciencia, enloquecer. Ejemplos: "A tu padre se le ha ido la olla. No le hagas mucho caso si lo ves así". // "Cuando los veo hacer esas cosas, se me va la olla y me pongo a gritar." // "¿Cómo no se le va a ir la olla si no haces más que tocarle los cojones?"