Hasta las orejas

Relacionados

Lleno de forma total y completa, que no le cabe más, saturado. Ejemplos: "Estoy hasta las orejas de comida. Si me tomo una albóndiga más, reviento".